Preservación de la fertilidad, una forma de garantizar la calidad de los óvulos

¡No estoy lista para la maternidad! ¡Tal vez cuando termine mis estudios¡  son algunas de las frases que escuchamos tanto en nuestros entornos familiares, sociales y de trabajo, cuando de maternidad se habla. Actualmente, un alto porcentaje de mujeres y sus parejas han optado por postergar al corto y mediano plazo el hecho de convertirse en madres y padres.

En los humanos, la fertilidad masculina y la femenina difieren en algunos puntos. Uno de ellos es el efecto de la edad, ya que la etapa fértil de la mujer se ve limitada con los años. Además, se suman factores como irregularidades en el ciclo menstrual, alteración en la función de los ovarios o los fallos en la producción espermática, en el caso de los hombres. Y justamente ahí radica la importancia de la preservación de los óvulos para considerar un proceso de fecundación a futuro.

En el caso de mujer, desde su nacimiento atraviesa por varias etapas que marcan su vida fértil. Entre las principales se encuentran: la pubertad con la llegada de la menstruación. Luego pasa por un periodo fértil (20 a 30 años) donde alcanza su capacidad reproductiva. A partir de los 35 años, un porcentaje considerable presenta ciertos episodios en su sistema reproductor que hacen que sus probabilidades de forma natural sean bajas.

Por último, atraviesa la fase de la menopausia alrededor de los 50 años de edad, en donde los ciclos menstruales son irregulares e incluso inexistentes.  De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando una pareja no logra concebir dentro un periodo de 12 meses de mantener relaciones sexuales, se puede considerar que poseen problemas de fertilidad.

La vitrificación de óvulos

Para el Dr. Pablo Valencia, Ginecólogo Especialista y Director Médico de la Clínica de Reproducción Humana, la Preservación de la Fertilidad mediante la vitrificación de óvulos, es una técnica que permite postergar la capacidad reproductiva de una mujer el tiempo que considere necesario, teniendo la misma probabilidad de embarazo que cuando la mujer vitrificó sus óvulos.

Entre los beneficios que otorga este procedimiento se destacan:

  • Permite a la mujer posponer a la mujer su maternidad sin afectar el paso de la edad sobre la calidad de sus óvulos.
  • Es una técnica recomendada para mujeres que van a pasar por tratamientos oncológicos.
  • La acumulación de óvulos en pacientes con baja respuesta a la estimulación permite realizar un ciclo de diagnóstico preimplantacional y mejorar los resultados.
  • No posee un tiempo limitado de conservación al contrario depende de la paciente. 

De acuerdo con estudios con la técnica de vitrificación se ha logrado un 98% de supervivencia de los óvulos en pacientes jóvenes.  Al considerarse un tratamiento de gran sensibilidad y cuidado, existen múltiples dispositivos para guardar óvulos, entre los que se destaca el método de Cryotop. En el caso de Ecuador desde 2009, se implementó esta técnica a través de la Clínica de Reproducción Humana logrando el primer embarazo en el año 2010.

Cuando la paciente accede a este tratamiento es importante realizar un abordamiento integral, el mismo parte de una estimulación por 10 días con hormonas, aspiración de los óvulos y posterior vitrificación almacenándolos en tanques de nitrógeno líquido. Una vez que la mujer decida desvitrificar los óvulos, se utiliza una técnica de fecundación en laboratorio para luego ser transferidos al útero y conseguir un embarazo.

Es importante tomar en cuenta que este proceso lo debe realizar un profesional y en un lugar que garantice todas las seguridades para la paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *