Flotas vehiculares impulsan la reactivación de la economía

El crecimiento económico de los principales mercados mundiales, continúa después de duros años pandémicos. Se proyecta que la economía mundial crezca 4,9% en el 2022, según un estudio por el Fondo Monetario Internacional.  Ecuador no es la excepción, dado que en el segundo trimestre del 2021 se registró un crecimiento interanual del 8.4%, donde solo el sector automotriz en el 2021 creció un 39% frente al 2020, esto según la AEADE (Asociación Ecuatoriana de Automotrices del Ecuador.

En la recuperación económica del país han influido varios factores como el plan de vacunación ante el covid-19 y la reactivación de los sectores privados que han sido muy estratégicos, entre ellos figura el mercado de flotas vehiculares, una de las áreas más importantes de la industria automotriz en la zona comercial del Ecuador.

El sector de flotas se caracteriza por ser el grupo de vehículos con los que trabaja una empresa y que les permiten realizar sus distintas operaciones comerciales. Su cobertura está enfocada en segmentos Corporativos, Pymes, Consorcios, Renting, Conadis y Transporte Popular, según el tipo de movilidad y necesidades específicas que se quieran llevar a cabo de acuerdo al giro de negocio.

En este contexto se evidencia la importancia de vehículos comerciales donde fue el único segmento que pudo mantenerse a flote en plena pandemia por las necesidades logísticas generadas. Los vehículos comerciales registraron una recuperación en sus ventas de 20,9 % al 2021 respecto al 2020, según la AEADE.

En Ecuador, firmas automotrices como Corporación Proauto son pioneras en liderar este mercado, actualmente esta empresa genera más de 800 plazas de trabajo directas con un encadenamiento importante de proveedores ya que Flotas es parte integral de la estructura. Un caso de éxito de este sector, es el programa para los funcionarios de las Fuerzas Armadas (FF. AA.) que lleva alrededor de 25 años activo con más de 9.500 unidades adquiridas.

Corporación Proauto nació como un proveedor de Flotas automotrices, su ADN garantiza todo el soporte automotriz representando más del 40% del total de las ventas, posicionándose como un mercado resiliente por su contribución a la reactivación económica del país ya que representan marcas de talla mundial como: Chevrolet, Volkswagen y GAC Motor.

En este contexto la crisis de la covid-19 puso a prueba a las grandes corporaciones automotrices, debido a que la pandemia afectó y sigue influyendo a este giro del negocio con la restricción de modelos y problemas en las entregas. Es aquí donde radica la importancia de la flota vehicular que ha aportado al país, donde se puede destacar que:

  • Ayuda al desarrollo de la industria automotriz ecuatoriana.
  • Contribuye con el Gobierno en la búsqueda de alternativas sostenibles.
  • Permite la renovación del parque automotor del transporte comercial.
  • Provee de nuevas unidades para el crecimiento de los diferentes gremios del transporte, quienes directamente brindan un mejor servicio a la colectividad.

Aunque en principio pueda parecer que todas las flotas de vehículos son iguales, los mercados exigen diferentes modelos, más aún cuando el mundo, cada vez es más cambiante y plantea nuevos retos en todos los rubros comerciales.  Por su parte Miguel Ángel Sandoval gerente nacional Flotas de Corporación Proauto, comenta: “El concepto de última milla en la electrificación de las Flotas, nos presiona a contar con una nueva forma de atención, nuevos actores como la analítica de datos en todo el proceso, optimización de carga, almacenaje, autonomía, adaptación y muchos más, donde ya nos preparamos para este nuevo reto”, afirma

El sector automotriz y de flotas será uno de los mayores protagonistas en estos cambios, con el impacto del IOT, la telemática adaptada al manejo flotista, vehículos eléctricos, camiones autónomos y muchas innovaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *